Entretención

La mitad de las campañas con influencers son una estafa

Cada vez más empresas deciden buscar nuevas audiencias y aproximarse a otros públicos contratando los servicios de un influencer. Elegir el más adecuado con respecto a los objetivos de la compañía es fundamental, y no sólo hay que fijarse en el número de seguidores que tienen a la hora de seleccionarlos.

De hecho, uno de los principales problemas que tienen las empresas a la hora de buscar al influencia más adecuado no es ni siquiera contratar alguien con valores afines a la marca, sino el hecho de identificar a un influencer real.

Uno de cada cuatro seguidores de un influencer son falsos

Según el informe anual sobre Influencer Marketing en España que ha publicado la agencia H2H, la polémica está servida en un ámbito del marketing en el que todavía hay mucho engaño. Cada vez se apuesta más por este tipo de publicidad, pero cada vez hay más desconocimiento, y de eso se aprovechan algunos para hacer su particular agosto.

El estudio, para cuya elaboración se han analizado los perfiles de 350 influencers españoles, señala que una de cada dos campañas con influencers son una estafa y que uno de cada cuatros seguidores de un influencer son falsos.

El informe establece que, de media, el 27,47% de los seguidores de los influencers no tienen ningún valorcomercial para las marcas. Cuentas fantasma, robots, perfiles integrados en grupos con intereses… que no sirven de mucho.

Además, de media, el 20% d los “me gustas” en sus publicaciones son comprados. Esto supone que el nivel de engagement de sus publicaciones está siendo manipulado, lo que impide conocer a la marca el impacto real de la campaña.

Según la agencia, en 2018 se invirtieron en España 35 millones de euros en campañas de Influencer Marketing. Sin embargo, debido a que en muchos casos las empresas fueron “engañadas”, se calcula que 12 millones fueron “dilapidados”, tirados directamente a la basura, por haberse elegido a influyentes que, al parecer, no lo eran tanto.

El estudio, además de alertar sobre esta realidad, también arroja otras conclusiones interesantes. Por ejemplo, reconoce que Instagram es la red social por excelencia a la hora de realizar campañas de influencia, seguida por YouTube pero a larga distancia. Por sectores, Belleza es el que aglutina mayor inversión (28% del total) seguido por Moda (23%), Automoción (11%), Alimentación (10%) y Viajes (9%)

fuente: www.trecebits.com

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *