Región

Cerca de 500 personas se atendían al mes en oficinas del Hospital de Coquimbo atacadas por violentistas

  • La Intendenta Lucía Pinto, junto al Subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, visitaron las destruidas dependencias, comprometiendo un trabajo para retomar las atenciones lo antes posible.

Un nuevo ataque a servicios públicos se perpetró este jueves en Coquimbo, esta vez con el saqueo e incendio a las oficinas anexas del Hospital de Coquimbo, donde cerca de 60 funcionarios, entre médicos, odontólogos, tens, enfermeras y personal administrativo, atendían a cerca de 500 personas al mes en el dispositivo externo dental, infectología, finanzas y abastecimiento.

Tras un recorrido por las dependencias, en el que conocieron en detalle los hechos a través de trabajadores del lugar, la Intendenta Lucía Pinto dijo que “este es uno de los golpes más bajos que hemos recibido. El día de ayer estas oficinas que prestaban atención a cerca de 500 personas de las más vulnerables de nuestra región fueron completamente destruidas y a las 3 de la mañana algunos de esos funcionarios, en lugar de estar en sus casas o pensando la forma de mejorar la atención de salud como lo han hecho hasta ahora, estaban barriendo, recogiendo escombros e intentando salvar fichas de los pacientes”.

Sobre el objetivo de estos actos de destrucción, la autoridad regional agregó que “estos actos de violencia no pueden ser llamados demanda social, así no logramos avanzar en aquellas demandas que la gente de manera pacífica ha manifestado. Con esto solo estamos destruyendo el trabajo de quienes trabajan en el hospital y la salud de las personas vulnerables que aquí se atienden, por eso condenamos enérgicamente este tipo de actos”.

Sobre los daños, el segundo piso, donde funcionaba la parte administrativa, fue totalmente incendiado, mientras que la primera planta fue saqueada y destruida, por lo que entre funcionarios y voluntarios trabajaron en despejar escombros y recuperar documentos y algunos instrumentos para evaluar su utilidad luego del ataque.

Por su parte, el Subsecretario de redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, detalló que “solamente hoy aquí se iba a atender a 25 pacientes, personas que probablemente han esperado una hora por meses a las que no vamos a poder atender. Esto es gravísimo y tenemos que condenarlo desde todo punto de vista. Esto no puede volver a ocurrir, estamos a 100 metros del Hospital de Coquimbo”.

La autoridad de salud agregó que se está trabajando con la Seremi de Salud para obtener una resolución sanitaria para las construcciones desarrolladas en el recinto hospitalario, edificio modular con el que se están reponiendo los espacios que debieron demolerse tras los daños estructurales provocados por el terremoto de septiembre de 2015.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *